martes, 2 de junio de 2009

Rupestre mapuche


He venido al lugar de meditación de mis ancestros.

He hecho mi visita en la Luna en que caen las hojas; tranquilo y pacífico es este sagrado suelo.

Los pájaros, los árboles, el murmullo del manantial fluyendo debajo de la tierra me dicen que me encuentro en el lugar donde mi gente vino antes en busca del conocimiento y para conversar con los Poderes de la Tierra y del Cielo.

Siento los ojos de los incontables habitantes de la tierra y del cielo mirándome.

Siento la caricia de la brisa cuando pasa, dejando a los árboles susurrarme un misterio.

Intento entender, y entonces mis oídos aprehenden el significado: la piedra preserva los antiguos secretos de mi gente.

1 comentario:

viuda dijo...

Me encanta lo que escribes, y cómo lo escribes...